TAO

Inicio » SOBERANÍA y LEY NATURAL

SOBERANÍA y LEY NATURAL

LEY NATURAL. DERECHOS. CONTRATOS. NOMBRE LEGAL. SOBERANÍA.

El mundo se rige por la Ley Natural o la Ley eterna: las reglas puestas en efecto por el creador. Al creador del universo le llamaremos por convención Dios, para referirnos a que es el autor y por tanto la única autoridad. La ley Natural es la jurisdicción más alta en la tierra de los hombres y mujeres pueblo de Dios. (https://youtu.be/JJzA3DROrmk :más extenso en 3 videos: https://youtu.be/ROQXmyvmHpA ).

Una Ley es una condición existente, vinculante e inmutable. Es decir que no depende de nuestras creencias, nadie está por encima de ella y nunca cambia. 

Leyes naturales (definición de trabajo): son las leyes universales, no creadas por el hombre, que actúan como gobernantes dinámicos de la conciencia y de las consecuencias del comportamiento de todo ser inteligente. Nadie está por encima de la Ley Natural. Y si seguimos la Ley evitamos comportamientos perjudiciales a nuestra especie. Solo se rompe la Ley Natural si se causa daño o robo al otro, a sus derechos (crimen).

De la Ley emanan los Derechos.

  • Venimos a este mundo con unos bienes (right = Derechos = lo correcto). Se nace con Derechos, es decir, son propiedades intrínsecas al hombre (inalienables).
  • Derechos son todo lo que yo puedo hacer que no viola los Derechos de otro. Derecho es “cualquier acción que si la tomamos no resulta en daño a otros seres sensibles o sus propiedades”, es decir, que no incurre en daño a terceros, toda acción que es moral no es el mal (“no hay derecho a hacer el mal”), solo hay derecho a hacer el bien.
  • Los Derechos no se pueden dar ni quitar, “se tienen”. Los derechos no se piden, “se ejercen”. No se puede pedir permiso o suplicar para ejercer un derecho. Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

Todos los hijos del creador, los seres humanos, son iguales en Derechos (nadie tiene ni puede ejercer más Derecho que otro). Todos los hombres nacen libres e iguales en derechos.

Son propiedades inalienables que significa que no puedan ser conferidos, delegados, otorgados ni licenciados (no se pueden dar derechos). Con los Derechos no se puede comerciar. No se puede inventar derechos que no existen (a diferencia de los privilegios). Tampoco se puede dar quitar los Derechos.

DERECHOS

Derechos básicos: la vida (incluye la salud, la búsqueda de la felicidad, el libre albedrío), la libertad y la verdad.

Los requerimientos para poder conseguir las condiciones que necesitamos para vivir son libertad, salud, felicidad y paz.

Derecho al uso y disfrute del reino de Dios:

  • Moverse o vagar libremente por la tierra, libre tránsito.
  • Y sobre el propio cuerpo (somos dueños de él pues nuestra conciencia lo habita y porque lo usamos como expresión de nuestra conciencia).
  • Derecho a tu casa u hogar (mal llamada propiedad), a establecerla en un sitio que nadie lo use, mediante el uso adquieres el derecho a su uso. Pero no puedes reclamar la tierra pues le pertenece a Dios. Si tú no usas un terreno, un bien inmueble, realmente no te pertenece, estaríamos usurpando el reino de Dios y cometiendo afección de humanos porque evitaría su acceso a otros violando la Ley eterna o natural y sus Derechos. Hablamos de bienes básicos inalienables obtenidos, de ser el “dueño”: pero es por derecho de posesión de lo adquirido sin hacer daño, e implica el derecho al control de su uso como responsabilidad personal. Derecho a la propiedad individual y colectiva obtenida con derecho.

Derecho a tener dignidad:

  • Derecho a desarrollo de la personalidad. A “poder” realizarse en la naturaleza.
  • Derecho a no estar en miseria. A lo necesario para vivir.
  • Derecho a libertad de creencias.
  • Derecho a estar liberados del temor.
  • Derecho a la libertad de palabra.
  • Derecho a la verdad, para poder tomar una decisión informada

Derecho a la asociación “libre” con otro u otros. Derecho a no estar sometido a esclavitud o servidumbre. Su contrarresto es el Derecho a la legítima defensa, y el Derecho al supremo recurso de la rebelión ante la tiranía y la opresión.

¿CUÁNDO SE SUFRE PÉRDIDA DE DERECHOS?:

Cuando representas algo que no eres Tú, cuando mientes, engañas, usas la violencia (por ejemplo, la coacción, amenazas), cuando tratas a alguien como diferente a ti, ya sea superior o inferior, cuando con algún derecho has comerciado con él (ej.: “te has vendido” si te consideras inferior).

Cuando alguien impide sus derechos a un tercero le produce el mal, y le trata como esclavo (porque, aunque sigue siendo un humano con derechos inalienables, le son alienados).

ALGUNAS DEFINICIONES:

NOTA:ponemos definiciones en idioma normal, porque el legalese* (lenguaje “legal”) sin embargo cambia el significado para confundirnos. Las palabras en legalese las señalaremos con un asterisco*. También las ficciones legales*.

Autoridad: deriva de auctor o promotor. Cualidad creadora. Se aplicó al prestigio moral o superioridad de alguien en función de su saber o hacer. Modo de ser de un hombre o mujer que suscita natural acatamiento. Es decir, la autoridad se gana o se tiene, pero no te la da nadie.

Lícito: del latín licitus: permitido por la Ley. Participio de licere: estar permitido, ser de libre ejecución. Sinónimos: legítimo, permitido o justo. Si una cosa sigue la Ley eterna es lícita (lawful).

Jurisdicción: de iuridictio, autoridad para gobernar y hacer ejecutar las leyes. De ius, iuris (derecho) dicare (decir) y –ción (acción o efecto).

Alienar: de alienare (sacar fuera), de alienus (ajeno, perteneciente a otro).

Ser humano: “hombre o mujer creado por Dios y seguidor de su Ley” (para no confundirlo con el que practica el humanismo secular que no la sigue).

Las leyes de los hombres son estatutos, regulaciones o normas. Estas normas de los hombres no son Leyes (“Law” en inglés), sino leyes* (“act” en inglés). Si una cosa sigue la Ley es lícita (lawful), pero lo que se debe a las leyes de los hombres se dice que es legal* (legal en inglés). Estas leyes son “ficciones de ley”. Primero fue la ley común (para los hombres comunes) y el derecho consuetudinario (normas aceptadas por todos por costumbre). Pero luego se inventó el derecho* positivo (derecho escrito o ley positiva o en color). Pero una “ley*” (norma o regulación) solo puede emanar de un hombre o mujer vivo, no puede emanar de una persona jurídica, y por eso creemos que en el BOE tienen que figurar FIRMADAS POR ALGUIEN.

El derecho*. Una cosa es un Derecho (ver antes; es la Ley, lo correcto) y otra “el derecho”. Roma no diferenció entre derecho (ius iuris) y justicia (iustitia, palabra derivada del derecho). En realidad, la verdadera recta justicia es la aplicación de un perfecto derecho (es decir, respeto de los Derechos de los hombres).

Para funcionar con un contrato social aparecieron los conceptos (“legales”) de “ciudadano” y de “persona”.

Persona: del latín persona: máscara usada por un personaje teatral. Es una ficción legal o jurídica. Persona no es ser humano hombre o mujer. La ficción legal persona se define como “sujeto de derecho”*, susceptible de ser titular de privilegios (que se llaman, para confundir, “derechos”*) y de obligaciones para con el estado (en realidad es para con sus conciudadanos y para con el bien de todos, pero esto ya no se cumple y han puesto por encima al estado).

Hombre o mujer: en inglés “one person, two people” (the people es el pueblo: los hombres y mujeres vivos).

Persona: en inglés “one person two persons*”

Ficción legal*: Según Black Law* (legal) Dictionary. Asumir algo que no es cierto como cierto. Ficción (en derecho*): Una ficción es un estado de derecho* que asume como verdadero, y no permitirá que se refute, algo que es falso, pero no imposible. Brown: Las ficciones deben distinguirse de las presunciones de derecho. Por el primero, algo que se sabe que es falso o irreal se asume como verdadero.

Fictio: En derecho romano. “Fictio” en el antiguo derecho romano significaba una falsedad por parte del demandante que el demandado no podía atravesar; ya que el demandante era un ciudadano romano, cuando en verdad era un extranjero. Una ficción; una suposición o suposición de la ley. El objeto de la ficción era otorgar competencia al tribunal. Maine, Anc. Law, 25. Fictio cedit veritati. Fictio juris non est ubi Veritas. La ficción cede a la verdad. Donde hay verdad, no existe la ficción de la ley. Fictio juris non est ubi Veritas. Donde está la verdad, no existe la ficción de la ley.

Nación: conjunto de hombres y mujeres que comparten unos rasgos culturales e históricos comunes. Proviene del latín nātio (derivado de nāscor, nacer), que significa nacimiento.

País: del francés “pays” y que se usaba para hablar de las regiones naturales de Francia. Ej.: país vasco. Se refiere al territorio geográfico con características geográficas propias. La frontera una ficción jurídica.

La soberanía del país reside en el pueblo (los hombres y mujeres vivos).

Estado*: se refiere a la estructura política y de gobierno* constituida por un determinado conjunto de hombres y mujeres que residen en un país o conjunto de países y que ostentan soberanía sobre dichos territorios, los cuales controlan estableciendo las fronteras* con el resto del mundo y legislando internamente. El Estado* es la organización política que mantiene un territorio bajo su competencia (decir bajo su soberanía es confundir), y afecta a las personas* que se encuentran en dicho territorio (que cuando se someten a ese estado son ciudadanos*).

El origen del Estado puede ser democrático (lo que hay ahora no es democracia), a través del acuerdo de la mayoría de ciudadanos* (personas jurídicas de un estado) para su constitución, y rigiendo un Gobierno que igualmente se elige de forma democrática. Si bien también puede tener su origen en la fuerza, por ej.: por una guerra, una revolución, o por fraude y así parte de los ciudadanos se hace con el poder militar suficiente para imponer su control gubernamental territorial al resto de ciudadanos.

Gobierno*: es el conjunto de instituciones previstas para dirigir y controlar el Estado, y ocupadas por personas* al cargo de dichos órganos institucionales.

LOS CONTRATOS

Para que un contrato tenga efecto ambas partes deben haber estado de acuerdo y haberlo refrendado voluntariamente. Actualmente el contrato social no es así. Al nacer un ser humano el Gobierno crea un certificado de nacimiento, pero sin decirnos lo que significa, es un contrato tácito ya que, según las normas de los hombres o leyes*, se inventó la ficción legal de que el silencio es consentimiento, o consentimiento por aquiescencia silenciosa. La madre o padre “firma el contrato” sin saberlo, sin conocimiento ni consentimiento, cuando registra a su hijo. Y el contrato sigue vigente por aquiescencia silenciosa.

El estado* crea con ese certificado de nacimiento una persona* y al ser su creador (ficticio porque el estado en si no existe, es un concepto) tiene jurisdicción* sobre ella (trampa hecha para superar el inconveniente de que nunca se puede tener sobre el ser humano). La persona* se denomina, o es, el nombre en mayúsculas. La persona no vive, sino que “actúa”. Pero para que todo este truco de magia se dé el estado necesita que Tú (el humano) “representes” a esa persona. Así cuando te dicen ¿Es Ud. PEPITO GARCÍA? Si contestas que sí, o cuando te identificas con un d.n.i, o cuando firmas contratos “legales” (entre personas, no entre seres humanos) la estás representando. Si representas a la persona estás sujeto a las normas y regulaciones (leyes positivas).

Para que esta ficción de alguna manera no contradiga la Ley Natural se tiene que dejar un remedio que implique que no es obligatoria. Para que el gobierno deje de tener jurisdicción* sobre la persona* legal (nombre en mayúsculas*) este remedio se denomina recuperar el nombre legal.

Pero, de cualquier manera, un gobierno nunca tiene jurisdicción sobre seres humanos, hombres y mujeres, pues son los que tienen la soberanía.

Soberano: de super (arriba) y anus (relación). Ser Superior. Se confunde la palabra soberanía con jurisdicción.

Para asegurarnos como seres humanos ante los que no cumplen la Ley de Dios tenemos que “reservar nuestros derechos” (R.M.D.: reservo mis Derechos; All Rights Reserved: todos los derechos reservados) ello indica que con nuestros derechos no se puede hacer comercio, que me los reservo como inalienables y que estoy viviendo como ser humano, hombre o mujer, no como persona.

Todo ser humano es soberano.

javier: herraez-gonzález

DICCIONARIOS RECOMENDADOS

Diccionario etimológico: http://etimologias.dechile.net/

Diccionario y traductor: https://www.wordreference.com/

Diccionarios legales: https://thelawdictionary.org/, https://dpej.rae.es/