T. A. O.

Inicio » Petición

Petición

Anuncios

Pienso que la curación requiere desarrollar de forma libre los conocimientos y que para ello, serán necesarias las siguientes circunstancias.

1. Apertura mental para valorar otras posibilidades y respetar a los pacientes que decidan probar otras terapias. Y humildad para escuchar a todos los que dicen tener conocimientos sobre la curación del cáncer, aunque hacerlo nos pueda parecer impropio para nuestro nivel socio educativo o para nuestro estatus. Abriéndonos a compartir conocimientos sin juzgar a priori ni su origen ni la disonancia con nuestro adoctrinamiento, sino intentando aprender de todo lo que ya existe. Es decir abolir el fanatismo y conseguir una medicina “única”.

2. Salir de la obcecación de querer encontrar la panacea que nunca existió, es decir descartar la necesidad del remedio externo en medicina “como única solución” . Lo que implicaría volver a aceptar que existen las causas internas de las enfermedades como conocen las medicinas ancestrales, y a entender por qué en el anterior siglo XX apenas se descubrieron etiologías nuevas de las muchas enfermedades crónicas existentes y llamadas eufemísticamente “idiopáticas”, además de a aceptar el poder auto-sanador que la naturaleza tiene.

3. Reservar los remedios externos o tecnológicos y las técnicas instrumentales o medidas farmacológicas o físicas para el tratamiento fisiopatológico urgente que pueda prevenir la muerte mediante medidas de soporte  cuando sean necesarias y no creen iatrogenia. Y lógicamente para las enfermedades de causa externa como las intoxicaciones y los traumatismos.

4. Crear un sistema universitario en el que se investigue y enseñe todo el saber y se impartan todos los sistemas médicos existentes en la Tierra. Condición imprescindible además para empezar a separar el trigo de la paja.

5. Informar al paciente y a la sociedad en general, tanto oficiales como no, de lo que actualmente sabemos y de lo que realmente no sabemos, sin maquillarlo de ninguna manera.

6. respetar la libre elección del paciente sobre la opción terapéutica a seguir.

7. Admitir que ni el médico ni la medicina curan sino que sólo existen pacientes que se curan y otros en los que la medicina es una ayuda pero incompleta por sí misma. Y abolir el falso paternalismo y el uso morboso del sufrimiento humano para promoverlo.

En definitiva colaboración entre humanos para el bien de la humanidad.

Javier Herráez González.

Anuncios