T. A. O. "Labore et constantia"

BLOG

3. LA BÚSQUEDA DE LA VERDAD. ¿ ES SÓLO LA CIENCIA?

Las creencias (del verbo latino credere: poner confianza en, creer, confiar) son pensamientos, ideas o sentimientos en los que uno pone el afecto, el ánimo o la fe, o en los que uno confía. Pero el creer o las creencias no hacen referencia con seguridad a verdades, o a hechos demostrables del raciocinio. Las creencias no tienen valor en la búsqueda de la verdad.

Las certezas (del latín certus: decidido, resuelto, preciso, seguro, real) son lo más cercano a la verdad que podemos llegar a discernir desde nosotros mismos, desde el raciocinio y el sentimiento (cerebros izquierdo y derecho). Se sienten interiormente pero no pueden ser demostradas. Ejs.: Tenemos la certeza de que tenemos alma, pero la ciencia no la puede demostrar (aunque si medir: pesa 20 y tantos gramos). La frontera entre creencia y certeza no está clara por lo que hay que compartir entre diferentes mentes para reducir la subjetividad mediante las certezas cruzadas con las de otros. Ello necesita de colaboración.

Por último, verdad (del latin veritas de verus (verdadero) y el sufijo –tat/-tas; -tad, -dad en español) es la conformidad entre lo que se piensa y la realidad. La verdad es, siempre ha estado y estará. Es inalterable, inalienable, irrevocable y eterna. Es siempre simple. Verdad es también aquello que no puede hacer daño cuando la tomas en ti mismo. Verdad moralidad y libertad están intrínsecamente relacionadas entre sí. A más verdad en una sociedad más moralidad más libertad y menos tiranía. Las verdades fundamentales son leyes naturales: condiciones existentes, vinculantes e inmutables.

Fases para encontrar la verdad, construcción de la realidad:

  1. Conocimiento. Es la información (gnosis). Para llegar a él se debe aplicar la gramática (que responde al quien, qué, donde y cuando). El conocimiento se reúne, procesa y se entiende con el cerebro derecho.
  2. Entendimiento. Entender lo requerido, el porqué, la razón de ser, el significado o propósito, es lo necesario para manifestar lo que queramos. Para conseguirlo se aplica la lógica (filtración de falacias o inconsistencias lógicas). Con esta lógica de cerebro izquierdo se correlaciona, se ven conexiones, se hacen subgrupos, etc. Esta forma de razonar (científicamente) era llamada Quadrivium, el verdadero análisis o metodología cuantitativa (que en aquellos tiempos se dividía en aritmética, geometría, música y astronomía).
  3. Sabiduría. Por último, se llega a la sabiduría que es cuando el conocimiento entendido puede aplicarse en lo cotidiano. Comprendía a la retórica: la aplicación del entendimiento en la conversación y la acción y exigía de un conocimiento holístico o inteligencia.

Mecanismos para conocer la verdad:

Lo que está ahí (la verdad) es siempre lo mismo, pero la percepción varía. Percepción. Significa ver “a través de” algo (como una lente o un filtro). La percepción humana oscila ligera o enormemente respecto a la verdad. Y sabemos además que los sistemas de creencias son limitadores de percepción para nuestra mente. Una cosa no es verdadera por ser mi creencia, eso solo es ideología.

Así que la percepción no ve la verdad, por lo que nuestra labor será intentar alinear nuestra percepción con dicha verdad lo más posible. Cuanto más nos conectemos a la verdad o más cerca de la verdad se esté, mayor será el nivel de nuestra consciencia. Y mayor habilidad tendremos de entender y reconocer patrones.

La ciencia fue “inventada” o convenida para intentar acercarse a la verdad mediante el conocimiento, pero ese conocimiento se redujo a la racionalidad.

Intelecto vs inteligencia

La primera objeción que le debemos hacer a la ciencia, en cuanto a si es o no el instrumento para encontrar la verdad, es que la ciencia solo se basa en el intelecto y deja de lado el conocimiento intuitivo.

Pero nuestro cerebro se compone de dos hemisferios cerebrales. El hemisferio izquierdo trabaja con el intelecto, gobierna lógica, el pensamiento analítico, el científico y el matemático. Son los procesos lineales de pensamiento. Sin embargo, nosotros también tenemos un hemisferio derecho: que se encarga de otras capacidades “superiores” como son la creatividad y el pensamiento holístico, además de ser el responsable también de las dinámicas emocionales, la compasión, o los cuidados.

No es lo mismo intelecto que inteligencia. Inteligencia es el resultado del uso equilibrado (sano) de ambos hemisferios. Solo así el neocórtex puede gobernar el pensamiento y solo así puede haber ética de orden superior. Sin embargo, la ciencia solo requiere el uso del cerebro izquierdo: la racionalidad. Por eso un científico puede ser tremendamente intelectual y nada inteligente a la vez.

La ciencia

Se dice que la ciencia comenzó en el S XVII desde Descartes, pero eso no es cierto. Previamente las civilizaciones sumeria y egipcia ya hacían ciencia.  Y los griegos la desarrollaron: Tales de Mileto, Arquímedes. Euclides, Pitágoras o Demócrito, que hicieron los primeros “experimentos”. Los pitagóricos, como hemos dicho, clasificaban el Quadrivium (el conocimiento verdaderamente científico, el saber utilizar la lógica) en geometría, aritmética, astronomía y música.

Lo que ocurrió es que en la edad media se impusieron creencias por la religión lo cual llevó a una reacción: el inicio del renacimiento científico con Copérnico 1543 (modelo heliocéntrico), seguido por Galileu, Kepler, Newton con los que, se supone, que la ciencia resurgió en la antigua Europa. Pero en realidad todo esto fue solo una reacción contra la iglesia y ello acabó en el endiosamiento del “método científico” que es algo no demasiado concreto, como veremos.

Según el diccionario de la RAE, ciencia significa: Conocimientos mediante la observación y el razonamiento. Pero la observación se limita a la percepción (lo medible), es decir, tenemos percepción más intelecto, y ya hemos dicho que ambas cosas se quedan cojas. Observación implicaría usar también el cerebro derecho, pero no es así porque, como herencia del paradigma cartesiano (separación entre alma y cuerpo), desde entonces se ha descartado el sentimiento interno por considerarlo no objetivo.

La definición dice también que estos conocimientos deben estar sistemáticamente estructurados (sistema de organización de información, para dar una forma clara legible y repetible).

Se dice que la ciencia es para deducir principios y leyes generales con capacidad predictiva, y comprobables experimentalmente. Pero lo que se deducen realmente son Teorías. Esta definición, además, elevaría la sola racionalidad a la categoría de Dios, pues las leyes generales son anteriores al ser humano que es el que las creó.

La ciencia, en realidad, acota la realidad a la “realidad científica”, valga la aliteración.

Según la RAE la ciencia también es el proceso que produce los conocimientos en una época determinada. Por tanto, depende del paradigma de esa época, lo que el “sistema” de la época acepte como ciencia (ver Thomas S. Kuhn).

Sus principios básicos son inteligibilidad, duda, mínima subjetividad particular, e intersubjetividad. Y, además, se debe al: método científico.

Antes de seguir con lo que es el método científico comentar ya una primera incongruencia que vemos en todo esto. Con Descartes se separa cuerpo y alma, en teoría lo referente a lo material se dejó a los científicos y lo referente al alma a la iglesia. Lo científico se basa en la mente, pero sin embargo la mente ahora sabemos que pertenece a nuestra alma, pues hasta los científicos admiten que los pensamientos no están en el cerebro.

En el siglo XVII se inició la fractura entre la teología y las ciencias naturales. Con Galileo, que defendió el modelo heliocéntrico de Copérnico, ya se encuentra este sentimiento. Lo que estaba surgiendo realmente era una forma de conocimiento encaminada a encontrar una sabiduría que no fuera la que la iglesia imponía, se quería quitar el poder hegemónico a la iglesia (cosa que, sin embargo, no se ha conseguido ni aun en nuestros días).

Pero, ¿qué es eso del método científico?, pues si revisamos un poco por ejemplo en Wikipedia, no es más que un cúmulo de cosas que se han ido añadiendo unas a otras y que ahora por convención, que tampoco nadie sabe quien la ha decidido, aunque se supone que es la de la costumbre, se resume en una metodología en la que al menos se deben cumplir los pasos que luego enumeraremos. Conformando todo ello la forma de llegar al conocimiento científico “convencional”.

Así en esta fuente “oficial” (Wikipedia) se admiten cosas como: el método científico ha sido objeto de intenso y recurrente debate a lo largo de la historia; eminentes filósofos y científicos han argumentado a favor de la primacía de uno u otro enfoque para alcanzar y establecer el conocimiento científico. A pesar de los muchos desacuerdos acerca de la primacía de un enfoque sobre otro, también ha habido muchas tendencias identificables e hitos históricos …; Algunos de los debates más importantes en la historia del método científico fueron…; o: a medida que las teorías científicas se extendieron filósofos prominentes argumentaron sobre la existencia de reglas universales de la ciencia; o: La filosofía reconoce numerosos métodos, entre los que están…;  La filosofía de la ciencia es la que, en conjunto, mejor establece los supuestos ontológicos y metodológicos de las ciencias, señalando su evolución en la historia de la ciencia y los distintos paradigmas dentro de los que se desarrolla.

A mí todo esto me parece muy filosófico. El caso es que no sabemos quién ha decidido lo que es método científico o lo que no lo es. Lo que si es cierto es que ya está más o menos aceptado que dicho método debe seguir unos pasos concretos, pasos que son los que sigue la ciencia “convencional”. La ciencia solo aceptará lo que siga los pasos del proceso científico y los principios fundamentales del método científico. Aunque luego veremos como ya ni siquiera se respetan en la ciencia “oficial” (la permitida actualmente).

Pasos del proceso científico “convencional”:

  • Observación de fenómenos bajo una muestra.
  • Descripción detallada del fenómeno.
  • Inducción: extracción de un principio general implícito (elucubrar).
  • Hipótesis: que pudieran explicar los resultados y la relación de causa efecto.
  • Experimento: demostración (el experimento debe ser repetible con los mismos resultados) o refutación de la hipótesis (falsabilidad). La ciencia es más eficaz para falsar cosas que para demostrarlas, hay científicos que dicen que solo sirve para falsar.
  • Comparación universal de las hipótesis con la realidad para ver si estamos hablando o no de una Ley Científica o Natural.

En resumen: «Observación – Hipótesis – experimentación – repetitividad / falsabilidad – Ley Científica o Natural.»

Para muchos lo más importante es:

  • Reproducibilidad (repetitividad): de ahí la revisión por pares.
  • Falsabilidad: capacidad de una teoría a superar potenciales pruebas que la contradigan: “la ciencia prueba que una teoría es verdadera si nada la demuestra falsa”. Por una cosa es cierta: no existe un conocimiento perfecto, sino que una teoría se considera probada “eventualmente”. La ciencia más que probar cosas a lo más que llega es a ser capaz de falsarlas, y mientras no lo sean se consideran “científicas”.

También existen muchas “ciencias” o Variantes de conocimiento científico: empírico analítico, Hipotético deductivo, Histórico, Otros …

Ramas de la ciencia (en nuestros días):

Según sus aplicaciones:

  • Puras o básicas: matemáticas, física, química o biología
  • Aplicadas: resto de materias que se apoyan en las básicas para aplicaciones prácticas (tecnología e inventos). Ejs.: aeronáutica, metalurgia, medicina, antropología, otros.

Según su base matemática

  • Exactas: ej.: física, química o álgebra etc. Usan modelos matemáticos
  • Descriptivas que no se basan en modelos matemáticos, son ciencias cualitativas descriptivas de fenómenos. Ejs.: psicología, botánica, medicina o ecología.

En función de la naturaleza estudiada:

  • Ejs, astronomía, biología, química, geografía.
  • El comportamiento humano y de las sociedades. Ejs.: economía, lingüística, antropología o psicología (error: porque según los nuevos descubrimientos, la psicología es biología).

En conclusión

La ciencia no es una verdad universal y mucho menos una religión, aunque la utilicemos para intentar acercarnos a la verdad. La ciencia llega a conclusiones que “convenimos” aceptar, pero no son inamovibles, y una cosa no es mentira porque no lo diga la ciencia. La ciencia ha acotado el nivel de realidad a unas premisas que se deben cumplir para que la conclusión sea científica, no para que la conclusión sea verdad.

Y, hay muchos tipos de ciencia, de hecho, se mezcla ciencia, con filosofía y con otras cosas. Y hemos llegado al punto de que a lo que conviene se le llama ciencia y a lo que no, se le quita desde la oficialidad la posibilidad de llevar el calificativo científico. Ello es porque no sabemos “exactamente”, “científicamente” qué es ciencia y que no lo es.

Hemos hablado de ciencia “convencional”, algo completamente diferente a lo que es la ciencia “oficial”.

2. DESEAR TANTO LA VIDA, Y NUESTRA MENTE NOS IMPIDEN VIVIR.

Es evidente que la forma de afrontar el cáncer no es efectiva, sobre todo si sólo hacemos lo que la medicina “oficial” y la “ideología” actual del Nuevo Orden Mundial, ordenan. Dentro de este despropósito los intereses de unos impiden a médicos y pacientes poder ni siquiera salir de este callejón con una única salida: abrirnos a los descubrimientos de nuevo paradigma.

La gente muere porque la ciencia, en boca de sus oncólogos, “que parece que no creen en que el cáncer “metastásico” se pueda llegar a curar”, les dicen a los pacientes que se tienen que morir. El ejemplo más ilustrativo que conozco es la película “Amar la vida” de Mike Nichols, protagonizada por Emma Thompson. HBO Films. En ella una desinformada paciente es convencida de que lo único que puede hacer es dejarse administrar una quimioterapia muy agresiva, ella lo hace a sabiendas de que no cura y lógicamente al final muere de una forma muy triste. En esta obra de arte se refleja perfectamente la actitud de médicos, sanitarios y pacientes en este problema del cáncer, debida sólo a aceptar una ciencia que no lo está resolviendo o, mejor dicho, debido a que se confunde como dogma lo único que se permite dar a conocer de este tema. Porque existen muchas más cosas y muchos otros afrontamientos para la enfermedad, pero está prohibido hablar de ellos. Aunque más que una conspiración a mí esto me parece una “obcecación” de todos, que hemos dejado a nuestras mentes y a nuestras emociones que nos dominen totalmente, cosa que ya está empezando a cambiar.

En la última parte de esta película hay dos escenas cruciales para mí, en la primera (minuto 72) se hace mención a la parte humana en la asistencia, en ella enfermera y paciente ríen dejando de lado por un minuto la ya irreversible tragedia de esta, a la vez que la enfermera admite, por un segundo, que no tiene que saber siempre más que la enferma, cuando dice dándola la razón “¡qué tonta soy!”.

En la escena inmediatamente posterior (minuto 74) el médico habla con la enfermera mientras la paciente yace, sedada por la morfina en una cama que más bien pareciera, por sus complementos tan sofisticados y completos, una nave espacial. Se comenta el trabajo de un poeta, pero realmente de lo que se está hablando es de la ciencia médica y en lo que se ha convertido esta, gracias a la mente parcial aplicada a este tema del “tratamiento del cáncer”. Suponemos que el autor ha sido inteligente de hacerlo así para que, sin decirlo directamente y sin enfrentarse a los poderes, sin embargo, nos llegue de alguna manera: “que estamos muy equivocados”. En esta escena se dice que por el afán de salvación se hace un trabajo como un juego que realmente es un puzle muy complicado, al final no se entiende el problema porque el “puzle acaba venciendo y al final ni intentas resolverlo”. Al mismo médico esta situación, “que debería ser frustrante”, le parece incluso fascinante, porque es igual que prepararse para una investigación con un nivel de complejidad creciente aceptando que en ese caso la investigación no logrará resolver el problema sino perderse en conseguir cuantificar las complicaciones de ese puzle. Para mí: está hablando de las complicaciones de la quimioterapia que siempre impedirán curar el cáncer… Me parece magistral la explicación.

Afortunadamente termina la escena siguiente con una explicación humana de la enfermera dejando claro que, aunque no es necesaria según la ciencia, parte de sus cuidados pueden ser sólo actos de amor que ella hace desde el corazón y sin ser necesarios científicamente hablando.

Más fuerte aún es la siguiente escena que relata perfectamente en lo que se ha convertido el encarnizamiento terapéutico cuando el médico se empeña en resucitarla aun cuando la paciente misma lo había “prohibido” firmando su testamento de voluntades. La única decisión que sí pudo tomar: la de la forma de su muerte, fue violada finalmente.

1. ESTADO ACTUAL DE LA CIENCIA Y LA NUEVA MEDICINA (5LB)

Estamos casi en 2020. Hace casi 30 años que el Dr. Hamer (Ryke Geerd Hamer, 17.05.1935 – 2 jul 2017) descubrió dos “leyes” de la medicina que presentó la Universidad de Tübingen en octubre de 1981. En los años siguientes se completaron hasta ser las 5 Leyes Biológicas de la Naturaleza. Este descubrimiento sigue sin conocerse en la medicina “oficial”, pues para los investigadores “oficiales” (desde el informe Flexner a los médicos se les conmina también a ser investigadores) está oculto, no lo conocen.

Mientras tanto cientos de personas, quizá miles, a nivel individual, estamos comprobándolo, como se debería comprobar todo en la ciencia: con hechos reales que lo verifican. Ello ha llevado a que se esté difundiendo, como se puede, por los contados investigadores que lo hemos estudiado en profundidad, mediante cursos, escritos y libros. De tal manera que si buscas las palabras Nueva Medicina Germánica, como en inicio se llamó a este descubrimiento científico, encuentras que su expansión abarca además de a Europa, a Canadá, a casi toda Sudamérica, y lo conocen muchas personas de otros países, que vamos viendo que se agregan a su estudio gracias a los mapas de nuestros blogs y páginas en internet. De tal manera que he visto la obra del autor colgada incluso en una página web china.

En estos años ha habido dos fases claras, marcadas por el descubridor. La primera hasta su muerte (en el día, en verano, con luna creciente, el 2 de julio de 2017), y la segunda está empezando ahora después de su partida. ¿Porque digo esto?, porque Hamer por 35 años consiguió que su descubrimiento no se perdiera, y para ello tuvo que oponerse a dos tipos de inconvenientes. Uno era el de los encargados de ocultar su conocimiento, que ante la imposibilidad de pararlo o esconderlo, optaron por desvirtuarlo. El otro éramos los que lo habíamos empezado a estudiar, a los que se vio obligado a imponernos un control férreo, solo basado en su merecida autoridad, con el que consiguió que no se desvirtuara nada. Porque por tratarse de un nuevo paradigma era fácil equivocarse y no entenderlo bien. Desgraciadamente esto último le costó no poder llegar a “autorizar” a nadie como continuador de su investigación o como “heilkundigen”, que es como decidió llamar los futuros practicantes profesionales de la ahora también denominada por él “Germanische Heilkunde”.

Una vez fallecido Hamer, su descubrimiento ha quedado huérfano, pero nos vemos con la libertad moral y la responsabilidad de difundirlo con el respeto que él se ganó para que no lo desvirtuáramos. Nos dolió mucho no ser aceptados como colaboradores oficiales (que yo sepa nadie lo fue del todo), pero reconozco que es lo único que pudo hacer por las leyes biológicas, que parece ser fue lo único que le importó desde, supongo, la muerte de su mujer y la mayoría de edad de sus hijos.

No voy a entretenerme en cómo ha sido reprimido este conocimiento, y cómo sigue difamándose por muchos medios (incluida la O.M.C. de España). Ha sido tanta la difamación que muchos llegamos a entrar, en ocasiones, en la disonancia cognitiva de creer que nos estaríamos volviendo “conspiranoicos” (palabra que inventaron precisamente los señores de la oscuridad para difamar). Prefiero pararme un poco en, al menos enumerar, los inconvenientes (aunque igual no lo fueron tanto) para que se difundiera adecuadamente. Y digo que no lo fueron tanto porque igual, este hecho, ha conseguido que no se desvirtúe o se olvide por no haber podido ser demasiado “manoseado” por nuestro ego y descartado posteriormente por nuestros sistemas de creencias, aún de antiguo paradigma. Porque estamos en la época de crisis del paradigma, que está cayendo, pero aún no hemos salido de él[1]. Por lo que mientras no se cambie de cosmovisión seguirá costando mucho entender este descubrimiento, incluso por los que lo aceptamos e intentamos integrar.

Los inconvenientes que se ha encontrado este nuevo conocimiento son varios:

  • Ideológicos: porque no hemos conseguido superar todavía la cosmovisión en la que se mueve la medicina de los últimos siglos: mecanicista, materialista, celular, metabólica y genética, de la causa única, de la infección, y, por tanto, del remedio farmacológico externo.
  • De poder de sus contrarios, los plutócratas, que se empeñan en que no cambie el paradigma para que su estatus no se pierda, ya que por tanto, cuando ello ocurra, perderán todo ese poder.
  • De poder de sus seguidores, los “Hameritos” como los llamaba un amigo. Que, ante tan magno descubrimiento, por estar en antiguo paradigma también, por necesidad de reconocimiento (por falta de soberanía personal, como la de muchos en esta era), por supervivencia (ya que los que nos dedicamos “seriamente” a esto no podemos dedicarnos a otra cosa), que implica competitividad (también propia del antiguo paradigma), etc. Ante tan magno descubrimiento, pero mal entendido, creímos que, con esto, ya teníamos en nuestras manos la herramienta para sanar al otro (el remedio externo de antiguo paradigma, la panacea) nada menos que hasta del cáncer. Y que, por entenderlo parcialmente, cosa que intentó evitar Hamer, o por no saber lo que es el cáncer (ni a nivel físico -oncología- ni psíquico -oncología y 5LB), nos vimos en el dilema de, a la vez que verificábamos los conocimientos, mucha gente se nos acercara como si fuéramos “sanadores” buscando el remedio externo y cayendo finalmente en el pánico.
  • Esto último es usado por el sistema para decir que su método es el mejor, pues tienen el apoyo del propio sistema (legal y mediático).

Pero el principal inconveniente ha sido el que el propio sistema impide que este conocimiento se verifique y se desarrolle científicamente. Nuestro sistema actual no es científico, pues la ciencia que se puede hacer es solo la oficial, la que no demuestra “anomalías” de tesis “científicas” permitidas, para que el paradigma no cambie, aunque estas tesis no acaban nunca de verificarse (ver heliocentrismo, o teoría de la relatividad, por ejemplo[2]).

[1] THOMAS SAMUEL KUHN. La estructura de las revoluciones científicas. 1962

[2] GOROSTIZAGA AGUIRRE JUAN CARLOS y BERNADIC CVITKOVIC, MILENKO. Y sin embargo no se mueve. Geocentrismo desde la perspectiva de la razón y de la fe. © 2014 Juan Carlos Gorostizaga Aguirre. © 2014 Milenko Bernadic Cvitkovic. © 2014 Cultiva Libros, de esta edición.

OPERAR EL TUMOR DE MAMA.

Nota: artículo especialmente dirigido a estudiosos de la nmg, no específicamente para personas diagnosticadas.

El tumor de mama es muy frecuente, sobre todo desde que se hace diagnóstico predictivo. En cuanto a tejido es un tumor como cualquier otro, pero se dan, en las personas que lo padecen, unas circunstancias que lo complican enormemente desde el punto de vista de la nmg. Tal es así que lo mejor en la mayoría de los casos, desde mi punto de vista, es operarlo de entrada y eso es lo que quiero explicar.

Antes de nada, comentar que, si a una persona se le ha descubierto un “cáncer” de mama en una revisión mamográfica rutinaria, es porque sus creencias son las del antiguo paradigma: por eso se hace las mamografías. Esto se conecta con lo que digo en la última frase de este artículo.

Cuando leí el libro de cáncer de mama de Hamer me llamó la atención la larga evolución de muchas de las pacientes cuyos casos cuenta. ¿Compensa esto?, en mi opinión: no. Esta larga evolución era debida a complicaciones, sobre todo el tumor de dermis (que él denomina melanoma y que los oficialistas denominan letálides). Esta y otras complicaciones son porque se suman circunstancias en estas personas que hay que conocer, sobre todo los terapeutas, para no caer en errores.

La Nueva Medicina se ha malinterpretado mucho por dos razones: una porque se ha estudiado poco, y otra, porque la gente que dice conocerla no tiene suficiente experiencia en enfermedades “graves”. Llamo “grave” a lo que los oficialistas llaman maligno, que lo es: pero no por una capacidad intrínseca del tejido que nadie ha demostrado, sino por la evolución clínica de la persona. Maligno para la medicina es “que tiende a empeorar o a causar la muerte”. Aunque es un concepto clínico cuyas causas se atribuyen (hipótesis) a unas características del tejido que no están demostradas: las de “cáncer invasivo y metastásico” (según medciclopedia: https://www.iqb.es/diccio/m/ma2.htm).

Y como esta es la creencia que hay, que es invasivo y que es metastásico, dicha creencia hay que tenerla en cuenta, porque ya sabemos en nmg que las creencias son muy importantes en la evolución de la persona, o al menos es la evidencia que observo diariamente casi sin excepción. Ya sé que los fanáticos de Hamer, que son los que no suelen tener experiencia clínica, critican que hablemos de metástasis o de malignidad, pero como son creencias instauradas durante un siglo, no podemos negarlas, así como así, pues son precisamente, la que causa de que la evolución sea mala en muchos casos.

Para entender la evolución de una persona hay que tener en cuenta todas sus características y eventualidades. Y cuando una mujer tiene cáncer de mama es un gran error mirar solo el programa de alveolos mamarios o de galactóforos, porque tiene o evolucionará teniendo muchos otros programas que lo pueden complicar. Incluso solo teniendo en cuenta este programa ya puede haber malentendidos, el primero: que hay una gran cantidad de zurdas que creen y parecen ser diestras, y se confunden los conflictos. Pero este no es el tema del que quiero hablar, sino de otros.

Para empezar, explicar que la mujer que hace este tumor (mamario) está más frecuentemente en un balance hormonal territorial femenino (que yo preferiría llamarle maternal no competitivo). En esta situación la persona necesita que colabore con ella un, o una, alfa territorial competitivo/a, que la “asista para que pueda ocuparse de la cría”. En el ser humano suele no haber cría, pero en la psique el resultado es “como si la hubiera”) porque esto es biología) y la persona necesita un alfa competitivo. Y si la persona continúa en esa balanza territorial, incluso una vez diagnosticada (por ejemplo, si no se le activa susto-amenaza que le cambiaría la balanza hormonal), necesitará alguien que se haga cargo junto a ella “de la manada”. En el humano esta sensación se amplía a la toma de decisiones y a la necesidad de acompañamiento. Por eso, en estos casos, si la pareja no es resolutiva y fuerte territorialmente (cosa muy frecuente en la actualidad), entonces en el ámbito de la nueva eventualidad (“tengo cáncer”) el alfa pasa a ser “el oncólogo u oncóloga”, y si no quiere que lo sea, entonces querrá que lo sea el asesor o asesora.

Si la persona está intentando el cambio de paradigma (cosmovisión en el tema del cáncer) pero aún no lo ha conseguido (lo cual es muy frecuente actualmente), se le puede sumar un conflicto de identidad (no saber quién es el alfa realmente), que la complica más: y aunque cuando este conflicto aumente en intensidad será ella más alfa por cambio de la balanza, sin embargo cuando haga conflictos competitivos entonces dejará de nuevo de serlo, y empezará de nuevo con la clínica que Hamer describió como de “no saber qué decisión tomar”.

No hemos hablado todavía de otros segundos conflictos no territoriales, ni de constelaciones, y ya vemos que la persona, “biológicamente – psíquicamente” puede entrar en grandes dilemas que además cambian de un día para otro. Esto dificulta mucho el acompañamiento, pues un día “necesita” una actitud del asesor y otro día puede necesitar la otra. Y si lo anterior no se entiende, necesitaría Ud. estudiarse bien los programas de territorio y las leyes de la balanza, que eso también es nmg.

Y se suman varias eventualidades más, de las cuales solo hablaremos de un par de ellas que son las más frecuentes. Con el diagnóstico ya hemos dicho que puede saltar conflicto de susto (o de miedo frontal). A este conflicto se le puede haber asociado el rail de “nódulo que me palpé y me diagnosticaron” (por tanto “si palpo, crece o se ve bulto: siento peligro de cáncer / muerte). Dicho rail es muy frecuente precisamente porque estamos en un órgano visible y fácilmente palpable, cada vez que se lo ve o palpa, cada vez que se inflama por una solución, o por situaciones similares, habrá un rail de conflicto de miedo o de susto, o del que hubiera hecho al diagnóstico. Cuando esto ocurre aparece también, en los programas frontales, la ansiedad, y la persona, si no sabe deducir sucausa, porque no sabe nmg, puede entrar en un círculo vicioso.

Un problema muy difícil, en mujeres que sintieron la biopsia como agresión o que se la hicieron con gran pánico al cáncer (DHS), es la posible activación del programa de dermis o de pleura. Estas mujeres suelen hacer círculo vicioso ahora por el tumor de dermis, si lo sienten como nueva lesión “maligna” (lo cual es casi la norma mientras no cambiemos de paradigma) de la que se tienen otra vez “que proteger”. El conflicto ahora (sentir biológico) es “me tengo que defender de la agresión”, y el rail de esta agresión es “cada vez que siente, ve, toca, hablan o recuerda” el tumor. Esto es lo que ahora tendría que resolver la persona, lo cual es complicado si ya lo tiene activado. El problema no es que la persona sea miedosa, eso no es, el problema es que hay creencias de que eso es “maligno” que le causaron el DHS nuevo, y que le perpetúan los raíles. Ahora la psicoterapia se tendría que enfocar en estas creencias y no en el anterior conflicto que produjo el conflicto de mama o de galactóforos.

Tenemos el posible problema también de los ganglios axilares: también visibles y palpables si aparecen. Cuando ocurre según la nmg es una buena noticia: se ha solucionado o ha desaparecido un conflicto de relación o un conflicto de limpieza local. Paradójicamente algunas veces han solucionado por que, por las consecuencias del diagnóstico de la mama, ahora sienten que la pareja ya “si se preocupa por ella”. Pero que sea una buena evolución no es importante o relevante para la persona, si ella sigue en el antiguo paradigma, y de nuevo pueden aparecer los conflictos secundarios. Todo el mundo le estará recordando a la persona: “el cáncer ha evolucionado, estas peor”, y ella, por sus creencias de antiguo paradigma, lo sentirá así.  Por si fuera poco, estos ganglios también se sienten, palpan y ven, luego son otro motivo continuo de nuevo rail de conflicto diagnóstico ya sea del inicial tumor o del actual diagnóstico de “progresión”.

Además, las personas que tienen EBS de glándula mamaria, o de dermis, es más probable que ya estén en alguna constelación del cerebelo. Pues tienen más del 50% de probabilidades de tener activada esta constelación, pues ya tienen al menos un lado cerebeloso afectado, por un foco de Hamer activo. Es muy frecuente incluso que personas con este tumor ya traigan la constelación desde la infancia (al haber habido conflictos con la referencia masculina o femenina paternal, es más probable que los hagan de adultas con sus roles maternales o de pareja: tanto por programas territoriales como por la misma tendencia a los programas de mama). Esta constelación es muy engañosa, pues, como sabemos, la persona no puede sentir su emoción y evitan enfrentarse a situaciones emocionales. Por lo tanto, también evitan enfrentarse a la realidad de que tienen una enfermedad que se puede complicar. Ello es un mecanismo de defensa muy bueno “si no existieran otros añadidos que se dan en el ser humano”. Lo que observo, por ejemplo en las personas que tienen el programa de dermis o de mama, es que, si tienen esta constelación, no es que no tengan miedo (y por tanto no es que se inactiven los raíles) sino que no lo expresan. Pero ese miedo está ahí constantemente y se reactiva ante cualquier estímulo condicionado (sobre todo los mentales). Sin embargo, como no reconocen la emoción, los miedos evolucionan escondidamente pero inexorablemente. Son las típicas, no tan infrecuentes, pacientes con tumores en la mama que sin embargo pueden estar meses o años sin consultar, como dejando pasar el tiempo, y ello es debido a que ese es su mecanismo de defensa: no ver el miedo y no afrontar las situaciones si estas me crean ansiedad. Y, cuando consultan, son las personas que, por miedo a enfrentarse al diagnóstico, te dan a entender que ellas están bien, que no les pasa nada, pero lo que realmente están haciendo es evadirse del problema y pasando la responsabilidad al que piden asesoría. Todo lo contrario, a lo que será la nueva medicina de autogestión de la salud, que solo se conseguirá realmente cuando todas las creencias de las malignidades se vayan superando. Entonces parece que la persona se auto-responsabiliza, y parece que no tuviera miedo, pero no es así. Y sin previo aviso hace programas, como el de dermis, si no lo tenía previamente activo, o de susto frontal, o de miedo a la muerte, etc.

Y no hemos hablado de complicaciones por conflictos de no ser apto (por ejemplo, mastitis en pcl). Y también de pleura, que no es muy infrecuente por la punción o el susto en el tórax. Ni tampoco tratado la dificultad que los conflictos de separación (galactóforos) tienen para conseguir una resolución completa, porque las separaciones suelen ser por situaciones irreversibles socialmente, ni de otras muchas eventualidades que hay que ir diagnosticando en cada persona particular. Cada caso es un mundo y cada mundo es cambiante.

Por eso, mi conclusión es que el cáncer de mama, por las características biológicas de las personas que lo padecen, que se conocen sabiendo nueva medicina, finalmente suelen beneficiarse de la retirada temprana de la preocupación mediante la cirugía, eso sí, lo más conservadora posible.

Y no puedo hablar, por falta de espacio y por no cansar, de otro inconveniente del paradigma actual de la medicina oficial, que hace que esto último, la cirugía conservadora inicial, sea muy improbable de conseguir. Pues se tiende a hacer el mayor tratamiento posible, a tratamientos “adyuvantes” asociados, además de incluso a tender ahora a los tratamientos químicos “preventivos de por vida”. Es el eterno dilema de la imposibilidad de la nueva medicina cuando precisa de alguna intervención puntual de la medicina hospitalaria, que no se puede conseguir porque “se sale de protocolo”. Por lo que, mientras no se supere este fanatismo, recomiendo a las personas que, mientras estén a tiempo, se dejen sometan al protocolo porque si esperan: el protocolo será mucho más complicado de seguir. Si Ud. está en ese paradigma de lo que es el cáncer, el protocolo que deberá seguir es el de ese paradigma.

Javier: Herráez-González ®

Asesoría en salud, visión desde la nueva medicina en el paradigma actual.

FISIOLOGÍA Y CANCER RESPONDEN A LOS MISMOS PROGRAMAS

Con la NMG entendemos que en la evolución se fueron creando nuevos tejidos y funciones por necesidades de supervivencia. En la embriogenia se reproduce este proceso, el zigoto activa primero el programa de reproducción (mitosis) y según van desarrollándose el embrión y el feto, van apareciendo nuevos tejidos y sus programas.

Los programas (o equivalentes de programa como llama Hamer a los que se activan sin DHS) son los responsables de la fisiología ante demandas que no se salen de lo normal (fisiológicas). Ejs.: si necesitamos ir deprisa se activa el tiroides, si necesitamos procrear se activa el de gónadas, si necesitamos digerir el de las mucosas digestivas, etc., etc.

Pero los programas biológicos pueden activarse somáticamente también: por necesidades similares a las que hubo en la evolución para crear los tejidos, cuando dichas necesidades sobrepasan lo fisiológico (shock psicobiológico o DHS). Es como si el cuerpo quisiera hacer más de lo normal: entonces no solo aumenta la función, sino que también crece el tejido para optimizarla. Por ello se descubrieron en el cáncer.

Mi teoría es que cuando las situaciones son normales se activan los programas solo funcionalmente (que en algunos casos podrían implicar cierto desarrollo o crecimiento del tejido, por ejemplo, los músculos crecen por su uso). Pero que, si la situación es “estresante” o nos supera, se produce el DHS y se activa el programa orgánicamente: cambio somático (1).

Para los tejidos de endodermo o de mesodermo antiguo la biología interpreta que hace falta más fuerza “fetal” y crecen los de tejidos: verdaderas neoplasias. Sin embargo, los tejidos de mesodermo moderno o ectodermo se comportan diferente, por perfeccionamiento evolutivo para asegurar la supervivencia, y sus crecimientos son autolimitados y reparadores (de pérdidas tisulares previas).

Para que crezca la neoplasia tras activarse el programa se estimularía esta fuerza fetal. Nuestro cuerpo la conserva, igual que conserva células totipotenciales, para cuando se necesita más tejido. Esta fuerza fetal activaría las células totipotenciales o células madre (2).

Heinrich Kremer hace una revisión de conocimientos científicos que concluyen que el efecto Warburg es un cambio fisiológico necesario en “toda célula en mitosis”, no es la causa (3). La causa sería la estimulación de esa fuerza fetal mientras no se inactive el programa biológico en psique, cerebro y órgano.

Lo que ocurre en las neoplasias sería un cambio “epigenético”, un cambio de la expresividad genética. Debido a una orden cerebral como plantea Hamer. Es decir, el cambio genético no es la causa del cáncer, sino el mecanismo para que esas células puedan crecer, y es reversible.

Ello se debe a un cambio en el entorno (epigenética), el cual produce el DHS. El concepto de la inseparabilidad psique cerebro órgano en la activación (DHS) se entiende con el concepto de causalidad circular que ya hemos tratado. Dicho cambio se daria mediante una señal cerebral codificada.

La ciencia oficial defiende otras teorías, pero recordemos que no conoce la causa del cáncer ni entiende los mecanismos de la embriogenia. Para nosotros el cáncer es un crecimiento fetal nuevamente estimulado por cambios en el entorno que afectan la supervivencia, y reversible cuando estas necesidades o demandas son resueltas. Su aumento en las últimas décadas se debería a dos razones fácilmente documentables: el crecimiento en los problemas de supervivencia y de relación (con mayor número de conflictos), y el mayor diagnóstico por el diagnostico predictivo (el miedo secundario por el diagnóstico y los nuevos problemas socio laborales por estar enfermo y por los tratamientos: también con mayor número de conflictos).

(1) Fritjof Kapra. La Visión integral de la vida. En “El Punto Crucial”.

(2) Para complementar este tema recomiendo un escrito que nos da alguna pista: Francisco Nogales Fernández. Control embriológico del carcinoma. Discurso en el acto de investidura, 12 de mayo de 1982. Universidad de Granada.

(3) Kremer, Heinrich. The Silent Revolution in Cancer and AIDS medicina. Xlibris.

 

EXISTE LA ENFERMEDAD SIEMPRE INCURABLE

En las medicinas tradicionales no existe el concepto de enfermedad incurable, sino que hay enfermedades fáciles de curar y difíciles de curar. Ver la película “Ayurveda”.

Pero, aunque los programas biológicos fueron para evolucionar y ahora son para sobrevivir, la muerte también se da en la naturaleza. Los mecanismos de la muerte son variados: por gran vagotonía, por crisis epileptoides graves (que son las menos), por edemas cerebrales, por sentirse no útil en la manada (conflictos de no ser apto), por el conflicto de “no poder seguir adelante” (insuficiencia suprarrenal, y finalmente conflicto del tálamo), o por estar sólo y fuera de tu medio (por programa de colectores y agravación de inflamaciones y edemas). Es decir: los programas también tienen un sentido para causar la muerte cuando el animal no tiene papel en su ecosistema.

El cáncer tiene mayor incidencia, prevalencia y peor pronóstico en el “homo sapiens sapiens” que en los mamíferos, por razones que comprendemos con las 5 Leyes Biológicas y los Programas Biológicos, pero que no quieren estudiar los cientifistas porque al no estar en su paradigama de creencias no entienden. Es porque el ser humano se sale de la biología más de lo previsto y hace complicaciones para las que no están diseñados estos programas biológicos para la supervivencia. Ello es la causa de la mayor frecuencia de enfermedades crónicas y del peor pronóstico en el humano, en comparación con los animales, de las consideradas enfermedades “graves”.

Aunque los animales también pueden hacer segundos conflictos, los segundos tumores aparecen más frecuentemente en el humano, por conflictos secundarios que no aparecerían si no hubiera diagnóstico por creencias ideológicas y por problemas sociales.

Estamos en el paradigma de “me ha venido algo malo, y hay que hacer algo desde fuera para atacarlo”, y así cada vez que hacemos una complicación o un síntoma de curación, por miedo, volvemos a caer en el pánico y tenemos cada vez más conflictos.

En el humano, se puedan resolver o paliar complicaciones con la medicina hospitalaria, por ello ésta siempre será necesaria (medicina de urgencia, cirugía, medicina paliativa: sobre todo fisiopatológica). No ha estado el ser humano dos siglos estudiando para nada. En estas situaciones si no se aplican paliativos existe un muy mal pronóstico. Pero algunas personas que ya saben nmg no acuden al hospital por miedo a no recibir los tratamientos paliativos adecuados.

Hamer no dijo que “actualmente” con las 5LB se puedan curar el 95% de las enfermedades. porque, actualmente eso no es posible, pero no porque sus descubrimientos fueran falsos. Lo que dijo es:

«Solamente si el paciente es tratado* por médicos que conocen los contenidos de la Nueva Medicina y saben aplicarlos, y si además puede curarse en un hospital parecido a un sanatorio, sin pánico, donde es consciente de que allí se conoce sus programas biológicos** y están en condiciones de valorarlos correctamente y llevar a cabo tratamientos adecuados, sólo entonces está fuera del círculo vicioso. Sobrevivirá más del 95% de los pacientes, mientras que en el círculo vicioso se salva como máximo el 1 o 2%.»

*   Hemos cambiado curado por tratado, “el médico no cura a nadie”.

** Hemos cambiado enfermedad por programas biológicos, porque la nueva medicina cambia muchas de las creencias que tenemos de lo que es enfermedad.

Frustración y autoestima. Los programas de tejidos de mesodermo moderno.

Los conflictos que afectan a los tejidos de mesodermo moderno fueron denominados por Hamer de “autodevaluación (ADV) o de desvalorización”, pero no estamos totalmente de acuerdo que sea siempre así, porque creemos que generalmente la persona o animal no “se autodevalúa a si misma”, sino que la situación le impide o le frustra. También se dice que son de “no tener estructura para”  o de “no ser apto para” pero yo creo que lo más incluyente sería llamarlos conflictos de “frustración”: de una acción, de un rol, una función física, etc.

Pueden ser por múltiples situaciones. El denominador común es que una función o actividad no se realiza (está frustrada). El individuo no puede o no le dejan o se imposibilita que haga algo o desarrolle cierta función, o simplemente no la hace (atrofia por desuso). Nota: el inconsciente no entiende de “sí o no” por lo que este DHS puede aparecer también cuando hacemos lo que no queremos hacer.

La función hace al órgano y si esta función no se utiliza entonces el órgano involuciona, esta involución es en su parte mesodérmica. Y por eso existen también  conflcitos que afectan el estroma (mesodérmico) de un órgano de otra capa blastodérmica.

 

Son muchas las situaciones, por ejemplo: (más…)

El ser humano lo tiene peor que los animales

La perrita de un amigo estuvo en conflicto motor durante el viaje en el coche sin poderse mover, cuando llegaron a casa pasó a otra cosa y se resuelvió, por tanto en la c.e. tuvo su correspondiente convulsión (en este caso clínica).

Sin embargo el humano tenemos mente superior y esa nos complica las cosas (tiene que ver mucho con lo que se denomina ego).

El inconsciente (psique biológica) es muy sencillo pero se influye de nuestra mente superior. Ejemplos:

– Es atemporal, no distingue entre presente o futuro o pasado. Así por ejemplo si he perdido el trabajo, pensar “me voy a morir de hambre” le hace creer al inconsciente que existe una situación de “no hay alimento ahora, me muero de hambre” aunque si lo haya (parénquima hepático). O si sigo pensando en algo pasado, mi inconsciente cree que está ocurriendo actualmente.

– No distingue entre yo y otras personas (supervivencia de la especie): y el pensamiento o sentimiento de “mi hijo se puede morir de hambre” activa el programa del sentir “no tengo alimento” (parénquima hepático); o mi hijo no puede tener hijos = activa el programa de “no puedo tener hijos” (endometrio o próstata).

– Tampoco distingue entre sí o no. Por tanto el pensamiento consciente “me quiero separar” activa también el programa “conflicto de pérdida de contacto / separación”.

– Cualquier pensamiento que tengamos lo interpreta como una situación real:  “esta situación peligrosa ya es inevitable” activa el mismo programa de “me ataca el depredador” (miedo frontal). O si siento/pienso “no puedo hacer nada, estoy atado de pies y manos”: se activa el programa de “conflicto motor”.

Cuando se desarrolla la racionalidad es como si ésta se superpusiera a un antiguo “software” inconsciente, pero sin modificarlo. Pero como hems dicho en el artículo anterior el antiguo (via inferior) es más rápido que el control consciente y sigue saltando en situaciones de estrés.

También empezamos a poder tener DHSs por hechos que no tienen que ver, necesariamente, con una necesidad fisiológica real. Es decir, nuestro software tiene programas antiguos, pero ahora los inputs pueden ser también diferentes a aquellos para los que fue creando cada programa, porque se ha añadido el cerebro verbal.

En esta asociación simbólica ha intervenido decisivamente el lenguaje: e interpretamos sentires que se pueden explicar cómo por poner unos ejemplos: “me he tragado algo indigerible (endodermo), no puedo con ello, es demasiado (mesodermo moderno), o es injusto (ectodermo), etc.”.

También hemos evolucionado socialmente y tenemos convencionalismos. Entonces reacciones que tendríamos por ciertos programas biológicos, las castramos y no reaccionamos como haríamos antiguamente, cuando éramos más naturales en el neolítico. Por eso somos capaces de soportar la situación “indigerible” (o la que sea) semanas, meses incluso años alargando mucho (a-biológicamente) la duración de la fase-ca, a la vez que no olvidando la situación o el hecho o la persona relacionada con el conflicto, y no minimizando adecuadamente (ego), por ello, o incluso no resolviendo nunca o en largo tiempo.

Los animales son más sencillos: si ya no hay situación conflictual se da la conflictolisis en muchos más casos que en nosotros o por lo menos se minimiza al máximo aunque queden railes de por vida.

La enfermedad no es de causa emocional.

PSIQUE CEREBRO CUERPO ENTORNOUnidad compleja: Cuerpo-Cerebro-Mente-Medioambiente

En el cerebro hay dos tipos de circuitos que determinan el funcionamiento de la psique. La llamada, en psicología convencional, “vía inferior” son el conjunto de circuitos heredados de la psique animal. Esta vía, está relacionada con las emociones, reacciona automáticamente, sin la intervención de la conciencia, y con respuestas más rápidas que las de los circuitos conscientes. Pero el cerebro también cuenta con un conjunto de circuitos llamados “vía superior”, la vía consciente y que se vale de lo racional, son  circuitos relacionados con los del lóbulo prefrontal, y operan de forma más lenta que la vía inferior. Esta vía superior es lo que entendemos por psicología (la consciente y racional). Por ello las regiones emocionales (vía inferior) son independientes de las áreas verbales y de las regiones que asociamos a la razón y a la conciencia.

Las reacciones que estudiamos en NMG son en la vía neurológica “inferior”. Una situación se evaluará como problema de supervivencia y, si es inesperada y dramática para nosotros y en soledad, activará un programa sin la intervención de la vía superior mediante un shock psicobiológico o DHS.

El sentir o conflicto biológico de la fase-ca de un programa no es la causa del programa (o de las “enfermedades”). Sino que una “situación” nos produce un shock y el inconsciente interpreta que hay que activar uno o más programas que conllevan, cada uno, su tipo de sentir biológico (antes llamado conflicto biológico).

La fase-ca tiene como clínica o fisiopatología psíquica diferentes cosas:

  • El conflicto biológico (en el inconsciente): un tipo de sentir que no se puede explicar exactamente con ideas racionales, porque es el mismo que tienen los animales sin mente superior.
  • Las emociones asociadas, que son clínica psico-física.Que son las mismas que tiene el animal.
  • Pensamientos conscientes: nos acordamos de la situación y pensamos en ella, también nuestra mente consciente hace sus interpretaciones (o conflictos psicológicos), y podemos ser conscientes de nuestro estado anímico. 

Ni el conflicto biológico (sentir) ni las emociones son la causa de la activación de programas. La “enfermedad” no es de causa emocional ni tampoco psicológica. Psique, cerebro y y el resto del soma actúan al unísono, su separación es sólo conceptual, de ahí este tipo de confusiones. Ver el concepto de causalidad circular.

 

Listeriosis

“Listeriosis” no es un programa biológico, es una denominación debida al paradigma de la teoría infecciosa, celular, etc., paradigma que está en revisión hace décadas y hay datos que lo refutan. Por tanto, listeriosis desde la NMG no es una entidad clínica.

Hay personas que son etiquetadas de “listeriosis no invasiva” (con síntomas autolimitados), unos 300 casos anuales en España: se les llama casos “esporádicos”. Cursan con afectación diarreica (conflictos de no digerir el bocado), osteoarticular (conflictos de no ser apto en alguna función física o relacional) y muscular (no ser apto en relación a la movilidad, y yo más creo, a la fuerza muscular), también son metidos en el cajón de sastre de “síndromes seudogripales”. Son los programas biológicos en fase pcl-a (hay datos de que los microorganismos se crean por pleomorfismo). En el 10% de personas y animales asintomáticos se encuentra esta bacteria en intestino: quizá por ingestión o quizá por convivencia simbiótica en personas que han tenido estos procesos.

Lo que si es cierto es que la listeria tiene su principal hábitat en la materia orgánica vegetal (y si tenemos en cuenta la teoría del pleomorfismo seguramente sea por descomposición), aunque también se encuentra en el intestino “donde se descomponen productos orgánicos”.

Pero hay personas etiquetadas de “listeriosis graves o invasivas”: generalmente vía uterina al feto, por sangre o con paso a sistema nervioso central (meningitis, encefalitis, sepsis, endocardio, pleura, pulmón, absceso intra-abdominal, etc.). Estos casos, incluso cuando son en brote, los considero en el grupo de intoxicaciones (que Hamer excluye de los programas biológicos, junto a los traumatismos y carenciales).

Por otro lado están las que se dan en seres vivos debilitados (más frecuente a mayor edad, con patología de base, o desnutrición, etc., o por inmadurez (como en el caso del feto y recién nacidos o bebés en los que hay un acceso de bacterias porque pasan las barrera placentaria). Todas estas las incluiría en los procesos carenciales (sería una alteración o una inmadurez en el sistema de homeostasis). Se sabe, según el científico Heinrich Kremer, que cargas grandes de antígenos microbianos (en donde considero que se incluyen las intoxicaciones alimentarias) así como las alteraciones del terreno (el habla de cambios metabólicos que alteran el sistema de reciclaje celular) facilitarían que haya disbiosis y síntomas secundarios a exceso de bacterias, porque se “produce una alteración del mantenimiento autopoyético del potencial de capacidad reductora”. Además en los casos de enfermedades graves y perinatales y neonatales hay una relación dosis respuesta lo que también apoya el concepto de intoxicación.

Los casos están aumentando en las últimas décadas en occidente. Pero los brotes o la gravedad no son porque las bacterias se hayan vuelto “patógenas” y “ataquen”, sino por una alteración del terreno interno (debilitación) o externo (alimentos) y esto no contradice las 5 leyes biológicas. Un animal casi nunca se come, instintivamente, una comida en mal estado.